fbpx

Impacto de los incendios forestales en el medio ambiente

Incendios en bosques

Los incendios forestales que se producen a nivel mundial tienen graves impactos sobre los procesos ecológicos, debido a la variabilidad de las estructuras del paisaje como a las diferentes respuestas de la vegetación. Los impactos de los incendios forestales sobre el medioambiente van a depender de la intensidad, recurrencia y duración del incendio. Estos efectos producidos pueden ser de 2 tipos:

  • Efectos directos cuyas consecuencias afectan a la pérdida de animales, la vegetación y sobre todo la degradación del suelo.
  • Efectos indirectos, que van desde la erosión del suelo y la contaminación del agua hasta el ensuciamiento de embalses y los deslizamientos de tierra.

Los efectos que provocan los incendios sobre el suelo van a depender en gran medida de la topografía del lugar, intensidad del proceso de erosión, tasa de regeneración de la superficie vegetal post-incendio, recurrencia, intensidad y duración del fuego. Los principales impactos de los incendios forestales son a nivel de las propiedades físico- químicas y biológicas y de la productividad del suelo. Estos impactos se traducen en: generación de erosión, pérdida de nutrientes, disminución de la materia orgánica, alteración de la vegetación, etc.

El ciclo hidrológico de una cuenca puede verse afectada después de un incendio forestal debido a la pérdida de vegetación, disminución de la materia orgánica y los cambios en las propiedades del suelo, las cuales causan una disminución en las tasas de infiltración, disponibilidad de agua y aumento de escurrimiento.

La relación de la vegetación y los incendios forestales se centra en la modificación en su estructura, composición y servicios ecosistémicos. El reemplazo de especies nativas por otras exóticas también puede provocar los siguientes efectos:

  • Menor cantidad de precipitación.
  • Mayor movimiento de la masa de aire.
  • Mayor cambio en la temperatura y humedad del suelo.

La modificación de la estructura y composición de la vegetación del suelo debido a los incendios forestales puede afectar a nuestro ecosistema. Por ejemplo:

  • Una disminución en la tasa de descomposición de las agujas del pino (Pinocha) .
  • Disminución de nichos para aquellos invertebrados,
  • Alteración del microclima, etc.

Ademas, los incendios forestales pueden tener un impacto en los vertebrados e invertebrados ya que pueden provocar la muerte de individuos, perdida del habitad, territorios, refugio y propiciar la falta de alimentos.

Por otro lado, la pérdida de la fauna por los incendios forestales va a depender de la velocidad del viento, las cargas de combustible, el contenido de humedad de la vegetación, la época del año y el tamaño del fuego, entre otros.

Impacto de los incendios Forestales

Los incendios forestales tienen impactos complejos sobre los procesos ecológicos, debido a la variabilidad del paisaje, como las diferentes respuestas de la vegetación. La frecuencia de los incendios forestales pueden ocasionar cambios en la dinámica de cultivo, ya que es posible que muchas especies no alcancen su etapa de madurez, causando disminución en la distribución espacial o incluso la extinción de la especie.Además, el aumento de la frecuencia de incendios junto con periodos de sequía puede generar impactos ambientales a largo plazo, tales como disminución de la productividad de los ecosistemas, desertificación, entre otros.

Impacto de los incendios forestales en el Suelo

Composición del suelo:

El suelo es un componente básico del ecosistema natural, que se entiende como una cubierta fina compuesta por la mezcla de minerales, aire, agua y microorganismos vegetales y animales que se ha formado paulatinamente a través de la descomposición y disgregación de las rocas superficiales por fenómenos naturales tal como, cambios de temperatura, movimientos de masa de aire y agua (figura 1).

Esquema del suelo

Figura 1,Diagrama de suelo (Fuente: American planning association, 2016)

El suelo tiene las siguientes funciones:

  • Retención del carbono,
  • Purificación del agua y reducción de contaminantes del suelo,
  • Regulación del clima,
  • Ciclo de nutrientes,
  • Hábitat para organismo,
  • Regulación de inundaciones,
  • Fuentes de productos farmacéuticos y recursos genéticos,
  • Base para las infraestructuras humana,
  • Suministro de materiales de construcción,
  • Herencia cultural
  • Suministro de alimentos, fibras y combustibles (FAO, 2015).

El suelo después de un incendio es susceptible a sufrir erosión, debido al viento y al agua. La erosión genera pérdida del material, problemas con la infiltración del agua, aumento del flujo superficial del agua e hidrofobicidad. Por otro lado, la cosecha post-incendios de la madera quemada, también puede aumentar la vulnerabilidad a la erosión y degradación del suelo, debido al uso maquinaria pesada y arrastre de los troncos.

Asimismo, el contenido de nutrientes del suelo afectado por los incendios forestales varía según el tipo de vegetación, tiempo transcurrido después del incendio, recurrencia e intensidad del fuego.

Después de los incendios el contenido de nutrientes aumenta en los primeros centímetros de la superficie, debido a la depositación de cenizas, mineralización de nutrientes y formación de estructuras estables. A medida que pasa el tiempo el contenido de nutrientes va disminuyendo, ya que se produce la volatilización y transformación de los nutrientes, como también la eliminación de cenizas por gravedad y viento.

Mantener las cenizas en la superficie del suelo es relevante para limitar la perdida de nutrientes y fomentar la vegetación después del fuego. Para promover la acumulación y retención de nutrientes en los suelos después de un incendio, es importante estabilizar el sitio quemado mediante la aplicación de medidas post-incendio.

Estas medidas deben limitar la erosión, escorrentía superficial y eliminación de la ceniza por el viento.

Los incendios forestales también afectan a la actividad biológica del suelo, generando una desestabilización del ciclo de nutrientes (Figura 2). Esta desestabilización se debe por la disminución de los microorganimos que ayudan los procesos de descomposición de compuestos orgánicos y fitodisponibilidad de nutrientes.

Impacto fuego suelo

Figura 2: Efecto del fuego en el ciclo de los nutrientes. (Fuente: Mataix Solera, 2000. Alteraciones físicas, químicas y biológicas en suelos afectados por incendios forestales: contribución a su conservación y regeneración).

Los cambios en las propiedades físico-químicas del suelo afectado por incendios forestales son: pH, conductividad eléctrica (CE), estructura, textura, porosidad, materia orgánica (MO), capacidad de intercambio catiónico (CIC), etc.

Impacto de los incendios forestales en el agua

Los incendios forestales pueden producir cambios en el ciclo hidrológico. La disponibilidad de agua se ve afectada por la vegetación post-incendio, ya que cuando la vegetación se comienza a recuperar, se produce un aumento en el consumo de agua debido a las altas tasas de evapotranspiración. Esta tasa de evapotranspiración varía de acuerdo la edad de los árboles. La mayor evapotranspiración ocurre en arboles jóvenes (1 a 5 años de edad) causando la disminución en la disponibilidad de agua. En cambio, los arboles viejos presenta una tasa de evapotranspiración baja, debido al lento crecimiento que presentan.

Impacto de los incendios forestales en la Vegetación

Las regiones a nivel mundial con un clima de tipo mediterráneo presentan estaciones lluviosas con precipitaciones en promedio a 320 mm al año y con veranos cálidos. El régimen de fuego se explica por la estacionalidad del clima, donde las temperaturas en estación lluviosa (12°C y 320 mm)  proporcionan un crecimiento importante de biomasa en primavera y se secan en los periodos de verano (22 ° C y 50 mm), generando un paisaje con una alta probabilidad de incendios.

La relación de la vegetación y los incendios forestales se centra en la modificación en su estructura, composición y servicios ecosistémicos. Asimismo, las distintas especies vegetales presentes en los distintos ecosistemas responden de forma diferencial al fuego, dependiendo de sus habilidades para tolerarlo y de los mecanismos de regeneración que posean. En especies carentes de adaptaciones de resistencia o tolerancia al fuego, los incendios, incluso cuando su intensidad es baja, pueden causar una alta mortalidad. Si estas adaptaciones están ausentes en gran parte de las especies, el impacto sobre el ecosistema puede cambiar drásticamente la dinámica y composición de la vegetación y el resto de la cadena trófica. Así, el mantenimiento de las poblaciones, y la comunidad en general, dependen exclusivamente de la resistencia de las semillas en el suelo, o presentes en las plantas, de la capacidad de rebrote de las plantas dañadas, y de la recolonización del sitio desde zonas no afectadas.

Según diferentes estudios, las especies leñosas pueden soportar un incendio y recuperarse mas rápidamente, sin embargo, las especies herbáceas ven dificultades en el crecimiento, debido a la competencia por la humedad y luz con especies leñosas. Además, la fisionomía vegetal se modifica pasando de bosque arbóreo a matorral transcurridos 4 años del incendio, ya que algunas de las especies arbóreas crecen como arbustos.

El proceso que conlleva a la recuperación natural tras la ocurrencia de una perturbación se denomina sucesión ecológica. La sucesión ecológica es un proceso de cambio dinámico, gradual y ordenado en un ecosistema, manifestado por el progresivo reemplazo de una comunidad por otra (Figura 3).

Sucesión ecologica ecosistema mediterraneo

Fuente: Philpoteducation. Communities and ecosystems.

La dinámica sucesional de la vegetación que ocurrirá en un determinado lugar será dependiente de la intensidad de los incendios y de la sucesión vegetaciones que probablemente comenzará con la llegada de especies colonizadoras como líquenes y musgos, que lentamente darán paso al establecimiento de plantas con flores.

En cambio, si los incendios son leves, la sucesión vegetacional puede comenzar a partir de regeneración vegetativa o rebrote de los individuos sobrevivientes. Estos procesos de recolonización pueden tomar tiempos muy largos, en la medida que la capacidad de dispersión de la vegetación a partir de áreas no quemadas es muy limitada y los suelos han sido erosionados.

Respecto a las especies invasoras, se señala que muchas veces estas se encuentran mejor adaptadas al fuego que las especies nativas. Segun diversos estudios, recomiendan no realizar manejos de a los residuos generados después del incendio del Pinus radiata, Ulex europaeus L. y Cytisus scoparius L, debido a que sus semillas germinan después de los incendios de baja intensidad. Las malezas de hoja perenne también pueden germinar debido al calor inducido por el incendio, no así el humo producido durante los incendios forestales.

El reemplazo de especies nativas por exóticas provoca los siguientes efectos: menor cantidad de precipitación interceptada, mayor movimiento de la masa de aire y mayor cambio en la temperatura y humedad del suelo.

Impacto de los incendios forestales en la fauna

Los incendios forestales pueden tener un gran impacto tanto en animales vertebrados como invertebrados, por ejemplo, muerte de individuos, perdida del habitad, territorios, refugio y alimentación. Asimismo, la pérdida de fauna por incendios forestales va a depender de la velocidad del viento, las cargas de combustible, el contenido de humedad de la vegetación, la época del año y el tamaño del fuego, entre otros. Por lo tanto, la disminución de la fauna puede generar desequilibrios en los ecosistemas tales como destrucción de formaciones vegetacionales o alteraciones en la composición de las especies ( migraciones de animales mayores, aves, insectos y microorganismos) y desequilibrios ecológicos o rupturas en la cadena biológica.

En las zonas quemadas se reducen las poblaciones de mamíferos pequeños, anfibios y reptiles, debido a la dificultad para encontrar nichos después de las quemas o incendios.La disminución de la densidad de pequeños mamíferos como los roedores puede influir negativamente en el suministro de alimentos a los carnívoros de tamaño reducido.Sin embargo, los grupos más afectados son probablemente los reptiles, en comparación con los animales terrestres que presentan movilidad reducida.

Por otro lado, las especies de rápido movimiento presentan problemas a medida que tengan que competir por recursos fuera de sus hábitats originales. Tal es así, que debido al cambio de nicho los individuos sobrevivientes pueden ser fácilmente cazados y sufrir de escasez de alimentos.

No obstante, el impacto antes indicado para las zonas afectadas por incendios forestales, se ven favorecidas por el desarrollo de pastos de calidad, lo que crea un buen hábitat para los herbívoros y aumenta el potencial de caza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies