fbpx

Normativa antiincendios en instalaciones eléctricas

Normativa contra incendios

Si la instalación eléctrica de una vivienda se encuentra en mal estado, puede provocar que tengamos problemas muy diversos. Una instalación antigua puede consumir más electricidad de la que se consumiría de normal, haciendo que aumente el coste de la factura de electricidad. Pero el problema más grave, es que una instalación vieja o en mal estado puede llegar a provocar cortocircuitos e incendios.

Por ello, en torno a las instalaciones eléctricas existe una serie de normativas de aplicación, como el certificado de instalación eléctrica o las normativas de Protección contra incendios. En este artículo vamos a hablar de estas últimas.

Causas principales de los incendios en instalaciones eléctricas

En el área de las instalaciones, las corrientes de defecto son las que más incendios provocan. Un aislamiento deficiente, debido ya sea a daños mecánicos en un cable de conexión o bien a un mal aislamiento provocado por un calentamiento, pueden provocar daños que den origen a un incendio. 

Sin embargo, existen otras causas, como una resistencia de aislamiento muy baja por culpa de la humedad o la suciedad.

Normativa antiincendios

Según la normativa, es obligatorio la instalación de un dispositivo de protección de corrientes diferenciales. Sin embargo, si eso no es posible, se pueden instalar controladores de aislamiento por corriente diferencial residual (RCM) según la norma EN 62020 (VDE 0663) en combinación con interruptores de potencia, siempre que su tensión no dependa del sistema de suministro.

En el caso de un esquema IT, se pueden usar controladores de aislamiento por corriente diferencial residual, siempre que se vigilen por parte de personas con formación electrotécnica o técnicos en electricidad.

En el caso de los dispositivos de  detección del aislamiento para la protección contra incendios en esquemas IT es recomendable, según la norma EN 61557-8, usar equipos que detecten el aislamiento y de sistemas que sean capaces de detectar fallos en dicho aislamiento.

Si la instalación está en un local donde existe un alto riesgo de incendio, según la norma 0100-482 se exige el uso de dispositivos RCM que tengan una corriente diferencial de actuación de 300 mA.

Protección contra incendios

La protección preventiva contra incendios es un tema vital para la seguridad de un inmueble, así como de sus habitantes.

Para que se haga frente de manera eficaz al peligro de incendio que rodea a una instalación eléctrica, lo mejor es la vigilancia permanente de las corrientes de defecto de todos los elementos de la instalación, así como de los aparatos. Para ello, se pueden instalar equipos o sistemas de vigilancia de corrientes diferenciales junto a aquellos dispositivos de protección que ya existan.

En este caso, vigilar este tipo de corrientes tiene muchas ventajas:

  • Detectar el peligro de incendio debido a este tipo de corrientes nada más producirse, evitando problemas mucho más graves.
  • Seguridad preventiva para poder proteger a los habitantes del inmueble, así como los aparatos y bienes.
  • Una gran seguridad tanto de habitabilidad (si es una vivienda) como operacional (si se trata de una empresa).
  • Avisar de manera inmediata de cualquier problema de deficiencias en el aislamiento, que puedan llegar a provocar un incendio.
  • En caso de una instalación en una empresa o negocio, evitará la pérdida de dinero debido a periodos de inactividad por culpa de incendios o problemas en la instalación.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *